El Retorno.

En el libro de sabiduría y oráculo chino "I Ching", traducido brillantemente por Richard Wilhem, el retorno "Fu" corresponde al momento en que las lìneas oscuras -quebradas-  se retiran dando paso a las líneas claras -enteras- que inician su ascenso.  Se trata de un tiempo positivo, el momento en que volvemos al camino, el instante en el que nos reencontramos con otros o con nosotros mismos. Los tiempos de silencio, de apartamiento de la escritura, son a menudo treguas dolorosas para mí, porque en lo cotidiano no existo plenamente. "Lleno de méritos, pero es poéticamente como el hombre reside en la tierra" afirmaba Hölderling.  Y decía bien, no imagino de qué otro modo podría realmente el hombre desarrollar su acción humanizante sobre la tierra.

He regresado pues, tras dos años de ausencia,  para escribir, aunque sea ocasionalmente, en este mi blog que estaba suspendido. Debo reconocer que esta iniciativa no se debe a una súbita ocurrencia personal, sino más bien al comentario casual de un amigo que lo leía. No me siento particularmente inclinada a hacer ningún panegírico de mis amigos irremplazables, ni de lo mucho que me agrada el diálogo sostenido con ellos hace ya décadas. Pero no puedo negar que escribir para compartir con ellos es en cierto modo un poderoso aliciente.

Por otra parte, cuando escribo entro en una dimensión distinta, lumínice, diría mi poeta favorito; un espacio armónico que trasciende la pequeñez del día  (son pequeños los días que transcurren en esa rutina predecible y gris que nos roba la vida). Retorno entonces, a estos dominios perdidos con la esperanza de permanecer.

|

Comentarios

Espero siga escribiendo, para recordar la lluvia en el sur, la brújula, el tiempo del reloj y el tiempo dentro del tiempo del reloj, entre otros.

Responder
I was able to find good info from your articles.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar